¿HAS ESTADO CON NOSOTROS Y TE GUSTARIA DEJAR TU OPINIÓN?

En nuestra consulta, todos nuestros pacientes se quejan de la falta de información que hay sobre estos temas.
Hay una frase que escuchamos casi a diario:  “¡si lo hubiera sabido antes!”

Tu opinión no es sólo importante para nosotros, que nos hará evolucionar y aprender de nuestro trabajo, sino que sobre todo irá dirigida a futuros pacientes.

Quizás tu caso haga que alguien se sienta identificado/a y decida a buscar ayuda para tratarse por un especialista.

No hace falta que te extiendas, sé que tu tiempo es importante.
 Intenta ser lo mas sincero/a y concreto/a que puedas.

Indícanos tu nombre (o pseudónimo si no quieres darlo abiertamente), tu edad, qué te ocurría, en qué consistió tu tratamiento y como te encuentras actualmente. También si quieres, será de utilidad que expreses cómo te sentías y lo que ha significado para ti la fisioterapia especializada.

Gracias!

testimonios

30 comentarios
  1. libelula
    libelula Dice:

    Elena me trato con Osteopatía del Metodo Poyet. Es increíble como con una sola sesión puedes notar la liberación y el desbloqueo del cuerpo. Sin ecesidad de forzar ni crugir, solo con toquecitos me desbloqueo el diafragma. Tenia muchisima tension acumulada por una epoca de estress y gracias a Elena supe de donde venia el problema y empezar a liberar esa tension que se estaba “somatizando” Gracias Elena!!

    Responder
  2. M Carmen
    M Carmen Dice:

    Estaba embarazada de unas 28 semanas cuando empezó un dolor muy intenso en el lateral izquierdo del abdomen. No podía andar, no podía estar acostada, me dolía al moverme. Me tenía muy agobiada el dolor. Fui al médico y me mandó paracetamol porque era muscular. Llamé a un amigo fisioterapeuta y me recomendó a Elena. Concerté una cita y en la primera sesión me quitó el dolor. Me parecía mentira que en una sola sesión y sin notar apenas nada, me quitase ese dolor. Me recomendó una serie de ejercicios del suelo pelvico para hacerlos en casa, y ya no noté ninguna tensión más.
    Os recomiendo a Elena que es una gran profesional, muy amable, no te sientes incómoda en ningún momento y te ayuda a entender las molestias que tienes durante el embarazo procedentes del suelo pelvico.

    Responder
  3. Mónica Gómez
    Mónica Gómez Dice:

    Durante tres meses e querido morirme ya q e padecido el dolor de hemorroides es insoportable e ido como siete veces a urgencias tanto ambulatorio como hospital y solo sabian darme nolotil y mi vida era de la cama al sofa y llorando, chillando y sin consuelo asta q una amiga me hablo de Elena dude en llamarla por vergüenza pero ante la desesperación la llame y aleluya bendita la hora q la llame desde q fui a la primera sección se lo q es vivir de nuevo estoy genial gracias a ella sin tener q operarme q era lo q me decian los médicos muchas gracias Elena por hacerme recuperar mi vida mil gracias os animo a todo el mundo q este como yo bueno estaba jajaaaa te quiero Elena

    Responder
    • Elena Pozo
      Elena Pozo Dice:

      Querida Mónica, gracias contar su experiencia. Ojalá ayude a muchas personas que pasan por lo mismo que tú, y que por MIEDO al dolor o VERGÜENZA no se atrevan a iniciar su tratamiento.
      He de decir también que muchísimo mérito en tu mejoría ha sido tuyo, pues has realizado todas las pautas que te propuse y cambiado los malos hábitos, que sin duda han sido importantísimos en tu recuperación. Un abrazo fuerte!!

      Responder
    • Jaime Lluch
      Jaime Lluch Dice:

      Muchas gracias Marta, me alegro que te hayan gustado los hipopresivos.
      Gracias por compartir tus ganas de aprender, tu curiosidad y tu interés por mejorar.
      Estoy convencido de que los hipopresivos son una herramienta que te aportará mucho.

      Te mando un saludo

      Responder
  4. Maria Jose R.R.
    Maria Jose R.R. Dice:

    Llevo varios años con molestias vaginales y tras pasar por varios ginecologos, pruebas y mas pruebas todos los resultados salian negativo a mi pesar ya que las molestias y el dolor permanecian.
    A finales del año pasaron me diagnosticaron vulvodinia (dolor vulvar) facilmente de confundir con la candida. Mi ginecologa me recomendo a Elena y gracias a ella, sus consejos, sus sesiones y su animo estoy mucho mejor.
    El camino es largo y duro pero ya tengo recorrido mas de la mitad y se que me voy a recuperar despues de todos estos años de agovios y preocupacion.
    Mi consejo: no os de pudor de ir a trataros porque el resultado merece la pena.
    Gracias Elena.

    Responder
    • Elena Pozo
      Elena Pozo Dice:

      Campeona! mi mas sincera enhorabuena! ya que la enfermedad que padecías y que empiezas ya por fin a despedir, sólo entiende lo duro que es, quien la padece.
      Un abrazo!! y a seguir recuperándose!!

      Responder
  5. Marta Guerrero
    Marta Guerrero Dice:

    Contrate el bono de 5 sesiones para aprender la técnica de hipopresivos… y solo decir que Jaime es un gran maestro y que vi resultados nada más terminar…. seguiré yendo una vez en semana para reforzar contenidos…
    Gracias y buen trabajo

    Responder
  6. Marta
    Marta Dice:

    En la primera revisión de mi segundo embarazo me comentaron que tenía una diástasis abdominal, en palabras textuales de mi ginecóloga: tenía la barriga de una persona que no había hecho deporte en su vida. Cuando me dijeron esto después de llevar como 8 años haciendo pilates (entre otros deportes) me empecé a agobiar, a preocupar… Fue entonces cuando me hablaron de Elena. Rápido me puse en contacto con ella, aunque tuve que esperar a la semana 20 del embarazo por precaución. Desde la primera consulta con ella todo cambió, tanto a nivel físico como psicológico. En primer lugar me tranquilizó (no era para tanto) y me dio soluciones. Estuve haciendo los ejercicios que ella me mandó hasta la siguiente cita. la siguiente revisión fue aún mejor. Debido al estrés, mi zona pélvica estaba llena de contracturas. Me relajó, se me quitaron los dolores (cuando en urgencias sólo me ofrecían analgésicos como solución) y mi diástasis estaba más controlada. Ya estoy en mi semana 38. La semana pasada fui a mi última sesión antes del parto. Mi problema totalmente controlado, mi musculatura pélvica preparada para afroontar el esfuerzo que supone un parto y yo, psicológicamente, mucho, muchísimo, más tranquila y feliz.
    No sé cómo saldrá todo, pero gracias al control llevado, me hace estar tranquila.
    Después de tener a mi niña tendré otra cita para ver qué tal he quedado internamente tras “el esfuerzo” y valorar los ejercicios de rehabilitación convenientes.

    Sin lugar a dudas lo recomiendo a todas las embarazadas. Durante 9 meses nuesro cuerpo está en continuo cambio. Internamente sufre (no sólo con el parto) y, cuando todo termina, esa rehabilitación para que todo vuelva “a su sitio” es necesaria, aunque nadie te hable de ella, y no encontrarte con problemas posteriores desencadenados de una mala recuperación.

    Responder
    • Elena Pozo
      Elena Pozo Dice:

      Querida Marta! gracias por contar tu experiencia. La verdad es que tu caso en concreto es un ejemplo perfecto de cómo trabajar y prevenir durante el embarazo. Hay tantas mujeres que le mandan reposo por algo así, y las condenan a pasar un embarazo sin calidad de vida, muy doloridas (y preocupadas)…
      Después, como tú muy bien dices, pase lo que pase en el parto (pues hay otros muchos factores que no podemos prevenir), por tu parte puedes estar muy satisfecha y orgullosa puesto que has hecho todo que ha estado en tu mano.

      Nos vemos tras la cuarentena!

      Responder
      • Marta
        Marta Dice:

        14 meses después de tener a mi hija entre mis brazos puedo decir que todo me fue mucho mejor que bien. Obviamente, tenía una buena diástais, pero controlada y sin haber llegado a una hernia umbilical.
        A los 40 días Elena me “dio el alta”, y me puse en manos de Jaime para hacer hipopresivos. Durante este tiempo, buscando los segundos “debajo de las piedras”, he seguido los consejos de Elena, de Jaime y de otra gran profesional (y su equipo), Leticia, mi monitora de pilates. Consejos no sólo en el momento de hacer el ejercicio, sino también como filosofía de vida, higiene postural…​
        Hoy mi diástais está prácticamente cerrada por completo y poco a poco voy recuperando mi cuerpo.
        ¡Qué grandes sois en todos los sentidos!

        Responder
  7. Carmen
    Carmen Dice:

    Soy una mujer de 48 años con una vida activa físicamente y estaba teniendo pérdida de orina al saltar , reirme, correr… .También he estado con muchos gases (e incómodos …) Lo relacioné con mi menopausia precoz y sospechaba que tenía un problema de suelo pélvico
    Al mismo tiempo sentí molestias en mis relaciones sexuales
    A mi profe de baile, le pregunté por una profesional, y me dió el nombre de Elena sin dudarlo .En la primera sesión correlacionó lo que me pasaba con el estado de mi cuerpo . Me dedicó el tiempo que yo necesitaba, de una forma cuidadosa y escuchándome.Me enseñó ejercicios que he ido practicando en este mes y no he vivido episodios de pérdida de orina . En mi última sesión me ha enseñado un masaje abdominal que me facilita la vida con mis gases,que se lo agradezco mucho
    Muchas Gracias Elena, un gustazo el tratarte y dejarme cuidar por ti.

    Responder
    • Elena Pozo
      Elena Pozo Dice:

      Carmen, ha sido un verdadero placer trabajar contigo. Atenta, colaboradora, totalmente receptiva y a la escucha de cada consejo y propuesta, y sobretodo con una conciencia emocional y de su propio cuerpo… que no podía ser de otra manera!! En dos sesiones súper constructivas, problema resuelto!!
      Me alegro mucho por tu espectacular evolución, pero una penita perderte de vista amiga, jejeje. Deseo que la vida nos reencuentre, eso si, por otros motivos mas divertidos 🙂
      Un fortísimo abrazo.

      Responder
  8. Lola Illesca
    Lola Illesca Dice:

    Tengo 58 años y tenía un problema de suelo pélvico, visité a Elena y me ayudó con su tratamiento y consejos a mejorar mucho. Aparte de su profesionalidad es de agradecer su trato cercano y la confianza que da para ayudar a las mujeres en patologías de las incluso a algunas les cuesta trabajo hablar.

    Responder
  9. María José M F
    María José M F Dice:

    Quisiera dar las gracias a Elena, ya que después de mi tercer hijo me note el suelo pélvico muy perjudicado, me sentía fatal, y me resistía a pensar q ya tenía que ser así, q tenía q pasar a comprar compresas para hacer mi vida normal, chicas Eso ni de broma!!!!, Elena en tan solo una sesión me ayudó a fortalecer el suelo pélvico, con sus pautas mejore en muy poco tiempo y eso me ayudó a sentirme mejor como mujer y estar segura en todo momento, ahora estoy pendiente de realizar los ejercicios hipopresivos q seguro con los comentarios q he leído irá todo genial. Muchas gracias.

    Responder
    • Elena Pozo
      Elena Pozo Dice:

      Gracias a tí María José por tu comentario!
      Seguro que animará a muchas mujeres que se sienten ya “sin solución” a buscar ayuda.

      Tu caso es un gran ejemplo de cómo podemos mejorar radicalmente con tan sólo UNA HORA de consulta en la que pudimos hacerte un DIAGNÓSTICO exacto de tu problema y te dimos muchísima INFORMACIÓN sobre ejercicios y consejos, que llevaste a la práctica en tu casa de manera inmediata…
      Felicidades!, el mérito es ante todo tuyo!

      Ahora que tus molestos síntomas han desaparecido, Ánimo y a disfrutar de los hipopresivos, que verás como afianzan tus resultados.

      Un fuerte abrazo.

      Responder
  10. Viviana Griguol
    Viviana Griguol Dice:

    Acudí a la consulta porque me recomendaron a Elena Pozo. Pedí cita con ella y me parece poco serio que, esperando que te atienda dicha profesional (y cobrando por ello una sustanciosa cantidad de dinero), NO lo haga, alegando su sustituta que Elena se dedica más ahora a formación.

    Responder
    • Elena Pozo
      Elena Pozo Dice:

      Estimada Viviana,
      Me sorprende su comentario, pues habría preferido que nos lo hiciera en privado para intentar solucionar al menos encontrar la causa de su injustificado malestar.
      Pero como ha elegido este medio, no tengo ningún inconveniente en responderle por aquí.
      Ante todo: Al pedir cita, SIEMPRE que alguien pregunta y solicita que sea yo la que le atienda, nuestra recepcionista le explica que no estoy temporalmente disponible y si dicha persona no tiene inconveniente, entonces se le da hueco con una de nuestras compañeras.
      Además en el mensaje que usted recibe de recordatorio le explicamos la hora y el terapeuta que la atenderá. así que DE NINGUN MODO ES CIERTO que acuda a cita pensando que la voy a atender yo y se encuentre a otra persona. Dicho esto, tambien le añado amablemente que en lo que dedique yo mi tiempo actualmente queda fuera de cualquier juicio externo.
      Segundo: el precio de las sesiones lo conocía igualmente con anterioridad y es el que cobran absolutamente todas las terapeutas calificadas y expertas en suelo pelvico que trabajan en este centro, de modo que si no estaba de acuerdo con la cuantía era tan simple como no acudir.
      Tercero: tenga por seguro que estoy al tanto de absolutamente todo lo que pasa en mi centro, y sé su caso concreto. Sé que pidió por dos ocasiones la ubicación para llegar aunque se la ofrecemos en el mensaje de confirmación y en esta web, sé que mi compañera le ofreció un trato excelente y que estuvo incluso más de 20 minutos de más aparte de la hora que usted pagó. También sé que en ningún momento le ha comunicado a mi compañera que no estaba de acuerdo con que la atendiera ella, y que la sesión se desarrolló con normalidad y atendiendo a todas sus cuestiones. Sé que sólo preguntó por mí al firmar el consentimiento informado, que porqué estaba a mi nombre y mi compañera le explicó que porque soy la gerente y usted no mostró ninguna objeción. Y por supuesto también sé su patología y que es muy dura de sobrellevar, así que desde mi puesto actual de coordinadora de este magnífico centro y maravillosas profesionales solo puedo desearle lo mejor, y que espero y deseo que tome en consideración los consejos que muy acertadamente le ofreció mi compañera porque son exactamente los mismos que le habría ofrecido yo.
      Si tiene algo mas que decirnos le propongo que lo haga en persona o telefónicamente.
      Que tenga un buen día.
      Elena María Pozo

      Responder
  11. emilio
    emilio Dice:

    Soy Emilio Pozo. En este mes de marzo cumplo 68 años. A finales de junio de 2018, fuí operado de cáncer de próstata, me la extirparon. Al padecer incontinencia urinaria y problemas de erección, estuve realizando durante algunos períodos de tiempo, ejercicios que tomé de internet e incluso, también me asistió una fisioterapeuta, pero los progresos fueron insuficientes.
    En octubre de 2020, me recomendaron FiSinergia. Me dieron cita a finales de noviembre y empecé el tratamiento en diciembre. Este consistia en ejercicios de suelo pélvico y bomba de vacío para tratar la erección. Desde el principio, he realizado el triple de ejercicios recomendados y dos sesiones diarias con la bomba.
    Los resultados han sido muy satisfactorios. Las fugas de orina, prácticamente han desaparecido, alguna vez, cuando realizo un esfuerzo físico, puedo perder alguna gota y en cuanto a la erección, me va bien utilizar la bomba para tener una relación sexual.
    En tres meses de tratamiento con FiSinergia, se ha producido este cambio sustancial, pudiendo decirse que prácticamente han desaparecido las secuelas de la operación de cáncer de próstata.
    Mis más sinceras gracias y un saludo.

    Responder
    • Elena Pozo
      Elena Pozo Dice:

      Querido Emilio,
      gracias de corazón por tu mensaje que sin duda ayudará más personas a decidirse iniciar su rehabilitación.
      Y nuestra mas sincera enhorabuena por tu esfuerzo y sus resultados.
      Cuídate mucho! te envío un abrazo de parte de todo el equipo.

      Responder
  12. Diego
    Diego Dice:

    Hola a todos/as. Soy Diego tengo 41 años, y desde hace unos 20 años aproximadamente, tenía problemas para realizar mis necesidades fecales de manera normal, es decir, sentado en el váter, y lo hacía de pie con las piernas abiertas y las manos apoyadas en la pared, situación inusual y algo sorprendente, pero así lo hacía sin dificultad. El verano pasado, decidí definitivamente acudir a algún médico que tratara estos trastornos, primero fuí a un especialista de digestivo, me hicieron una colonoscopia y todo bien, me derivaron a un cirujano de digestivo y del recto, es decir un coloproctólogo, concretamente el Dr. Ricardo Rada Morgades, en el Costa de la Luz (Huelva), y a través de una defecoresonancia, me diagnosticó un prolapso rectal con rectocele anterior y un prolapso prostático de esfuerzo, es decir tenia un descenso bastante considerable del recto y de la próstata debido a un sobre esfuerzo continuado, con lo que me impedía defecar de manera normal ya que ese descenso provocaba una opresión en toda la zona . Ese mismo día me dijo que tenia dos opciones: operarme opción desaconsejada debido a mi edad, ó trabajar el suelo pélvico a través de ejercicios que ayuden a paliar ese prolapso, y aquí es cuando aparece Fi Sinergia en mi vida. Después de buscar por las redes centros y especialistas, me decante por vosotras/os, ya que según vuestra web, tratáis los prolapsos y os llamé sin pensarlo. A día de hoy, después de 3 o 4 sesiones con María, profesional excelente, cercana y que sabe escucharte en todo momento, he conseguido hacer mis necesidades fecales de manera normal como todo el mundo, sentado y relajado. Estoy cada día mas motivado, feliz y contento por haberlo conseguido en tan poco tiempo, pero gracias a María y a Fi sinergia mi vida ha cambiado a mejor, mil gracias.

    Responder
    • Elena Pozo
      Elena Pozo Dice:

      Qué alegría leer tu mensaje querido Diego. Y gracias gracias por plasmarlo aquí, ojalá lo lea mucha gente que se “da por perdida” porque piensa que han pasado muchos años. NUNCA ES TARDE!
      En nuestras reuniones de equipo nos emocionamos muchísimo todas de tus novedades cuando María nos la comunicó. Así que enhorabuena y felicidades a ambos, a María y sobretodo a tí, por vuestro trabajo.

      Responder
      • Diego
        Diego Dice:

        Siempre gracias a vosotr@s, yo pongo todo de mi parte siempre pero sin vuestra ayuda y profesionalidad esto no hubiese sucedido, de nuevo gracias

        Responder
  13. Marién
    Marién Dice:

    Acudí a fisinergia tras mi primer parto para tratar la cicatriz y revisar la musculatura. Pero fue tras el segundo parto cuando volví a acudir para tratarme el suelo pélvico ya que no era capaz de retener la copa menstrual, debido a que mi tono muscular era bajo. Marga, profesional encantadora,en varias sesiones y con ejercicios para casa me devolvió la normalidad a mi suelo pélvico. A día de hoy puedo usar la copa menstrual con normalidad y estoy muy feliz por ello. Sin duda merece la pena cuidarse a uno mismo. Estoy muy agradecida a Marga por los resultados que ha conseguido.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *