Cuando reservamos una habitación en un hotel y en el último momento decidimos no dormir allí, ¿lo tenemos que pagar? Cuando compramos un billete de avión y, finalmente, no cogemos el vuelo, ¿nos lo cobran? Y cuando tenemos entradas para el cine o el teatro y decidimos no acudir, ¿acaso nos devuelven el importe de la compra?
La realidad es que si reservamos cualquier de estos servicios y, a última hora, decidimos no disfrutar de ellos, se nos cobran.
Sin embargo, no ocurre lo mismo cuando, en el último momento, un paciente decide no acudir a la cita con su fisioterapeuta. Algo difícil de entender ya que, cuando alguien confirma una consulta, no solo está reservando nuestras manos sino también nuestro tiempo y nuestra disponibilidad para otros pacientes.
Ante esta situación, y dada la gran lista de espera que solemos tener (una media de 20 personas), nos hemos reunido el equipo de compañeros de FISINERGIA y hemos decidido a partir de este momento llevar a la práctica la siguiente politica de cancelaciones:

 

Política de cancelación de citas

Todos nuestros pacientes entienden y aceptan las condiciones que a continuación se exponen, a partir del momento en el que se les confirma su cita con fecha y hora por cualquiera de las siguientes vías:

  • ésta página web
  • e-mail, mensaje de texto, o WhatsApp
  • vía oral: telefónicamente o en la misma consulta al consensuar la siguiente sesión.

Los cambios de cita o cancelaciones avisadas antes de las 24 horas no tendrán ningún perjuicio para nuestros clientes, aunque agradeceremos que se haga con la mayor antelación posible.

Las cancelaciones que no se avisen con una antelación minima de 24 h. por cualquiera de las vías mencionadas deberá ser abonada en su totalidad. Facilitaremos número de cuenta para realizar transferencia bancaria.

En el caso de los bonos ya pagados, dicha sesión se dará como perdida y le indicaremos al cliente la siguiente propuesta: como el número de sesiones de dicho bono, son las mínimas imprescindibles para que el tratamiento se desarrolle adecuadamente y no deseamos que haya perjuicio en el resultado final del tratamiento, aconsejaremos recuperarla asistiendo y abonando una sesión suelta aparte.

Tan sólo no se aplicarán estas condiciones, si existe alguna causa de fuerza mayor, accidente o enfermedad grave o urgente que no permita avisar con esas 24horas de antelación que solicitamos, siempre y cuando sean justificadas por escrito de organismos oficiales. No siendo válidos los motivos no justificables como por ejemplo, no encontrar la localización de la consulta, cambios repentinos o imprevistos laborales o personales, así como olvidos o descuidos por parte de los pacientes.

 

Trabajamos por darles la mejor atención posible. Somos serios y respetuosos con nuestros clientes y deseamos ser correspondidos de la misma manera. Gracias.