Ya van siendo muchas las mujeres que acuden a la Fisioterapia Especializada en Suelo Pélvico para rehabilitarse tras su parto, pero por desgracia la mayoría lo hacen sólo porque han sufrido algún daño y además, hayan tenido la suerte de saber que ésta especialidad existe y puede hacer algo por ellas.

Bea, Elena y María. Compañeras de EFis Pilates

Todas coinciden en la falta de información que tuvieron durante su embarazo en cuestiones de PREVENCIÓN, y que de haberlo sabido, se habrían preparado mejor para lo que significa realmente el parto y el posparto, tanto física como emocionalmente.
Es por ello, que volvemos a publicar esta entrada de nuestro antiguo blog, que tanto éxito tuvo hace ya más de un año, donde quisiera exponeros lo que desde mi punto de vista es una PREPARACIÓN AL PARTO de principio a fin.

Lo haré de la mano, de mi querida amiga y compañera María, con quien comparto docencia en EFis Pilates y EFis Salud, que muy amablemente me ha dado permiso para publicar algunas fotos suyas y contar su vivencia.

Con el fin de que este artículo que sea lo más didáctico posible y su caso pueda servir de ejemplo a quienes estén interesadas, lo iré presentando por etapas:

1ª Etapa: PRE-EMBARAZO

María tiene 31 años cuando decide, junto con su pareja, que podría ser un buen momento para plantearse ser papás.

Ella es también Fisioterapeuta, y conoce de primera mano la importancia de la PREVENCIÓN, de modo que tiene muy claro que quiere prepararse lo mejor posible.

Como es experta en Pilates Fisioterapéutico (entre otras muchas cosas) su día a día es bastante activo, lo cual es genial para una buena preparación, pero también representa un posible factor de riesgo que habrá que tener en cuenta.

Acude a consulta para realizarse una valoración abdominal y de su suelo pélvico:

    • Descartamos disfunciones de suelo pélvico como hipo/hipertonías, prolapsos o disinergias.
    • Ensayamos ejercicios respiratorios diafragmáticos y costales.
    • Le explicamos todo lo que vamos a hacer, mostrándole imágenes 3D de su SP, diafragma y abdominales.
    • Testamos su diafragma, transverso profundo del abdomen, oblicuos, recto anterior y columna lumbar.
    • Comprobamos el tono, la fuerza y la resistencia de su suelo pélvico, así como la coordinación existente entre todas las estructuras pelviperineales.
    • Y vemos la importancia de saber hacer correctamente una contracción de musculatura abdominal profunda antes de los esfuerzos.

En definitiva, corroboramos que los ejercicios que hace diariamente en su práctica de Pilates y en su vida diaria no están siendo prejudiciales para su equilibrio abdómino-pélvico-perineal.

María está estupendamente, de modo que le propongo:

    • Un protocolo de ejercicios básicos de suelo pélvico que realizará en casa (o acoplará a sus ejercicios habituales de Pilates): contracciones fásicas y tónicas para mantener el buen tono, la fuerza y vascularización de la zona.
    • Y le proponemos el aprendizaje de la secuencia completa de GIMNASIA ABDOMINAL HIPOPRESIVA:

    Los Hipopresivos consisten en ejercicios posturales rítmicos en diversas posiciones: de pie, de rodillas, sentado, a cuatro patas, tumbado…, que unidas a una apnea espiratoria, crean una aspiración diafragmática que provoca una disminución de la presión intrabdominal y contribuyen a una activación refleja de los músculos de la cincha abdominal y del periné.

    María aprende toda la secuencia de posturas en 5 sesiones, y una vez que nos hemos cerciorado de que la ejecuta perfectamente, le damos vía libre para que la realice durante 3 meses en su casa. Este es el tiempo que, según estudios del creador del método, Marcel Caufriez, se precisa para una correcta reprogramación de las fibras, sin embargo, como ella no es aún una paciente posparto ni presenta ninguna patología previa, se le aconseja que lo haga el tiempo que tarde en quedarse embarazada.

    ¡De este modo prepara su faja abdominal de una manera impecable!

    En esta foto podéis ver cómo hace su rutina de 30 minutos. María me cuenta que se ha pasado todo el verano practicándola y que se siente muy bien.
    Es muy conveniente implementar estos ejercicios con una dieta antioxidante y acido fólico, así como hacer las revisiones ginecológicas pertinentes.

    2ª Etapa: EMBARAZO

    ¡¡María está embarazada!! ¡Qué alegría!

    Deja de hacer Hipopresivos, puesto que las apneas a partir de ahora para ella están contraindicadas, ya no los retomará hasta el posparto.

    Hace “vida normal” en la medida que las molestias típicas de los primeros meses se lo permiten.

    En el primer trimestre solemos tener una actitud de respeto en cuestiones de suelo pélvico, pero si fuera necesaria alguna intervención, contaríamos con el consentimiento de su médico y matrona.

    Como ella estaba instruida en el método Pilates, y su Dr. no puso ninguna objeción, continuó haciéndolo con los cambios que consideró oportunos, sobre todo cuando su barriguita comenzó a ser visible y necesitó adaptar los ejercicios. Sin embargo, para las mujeres que decidan empezar a hacer Pilates (o cualquier deporte) embarazadas, recomendamos que lo hagan a partir del segundo trimestre, y siempre de la mano de un instructor cualificado.

    4

    ¡Avanzan las semanas! Y todo va con normalidad.

    De la semana 20 a la 35: Este es el momento propicio para una primera sesión de valoración si no lo has hecho antes de estar embarazada.

    En el caso de María, como ya le la hizo, si durante estas semanas hubiese tenido alguna molestia en sus lumbares, caderas, pubis o suelo pélvico, le habría recomendado que acudiera a consulta para revisarla, pero como no le molestó absolutamente nada, simplemente continuó en su rutina diaria los ejercicios que ya sabía:

    • Corrección posturalEjercicios respiratorios y circulatorios.
    • Musculatura abdominal profunda en espiración, para alinear la pelvis y proteger su periné.
    • E higiene postural controlando la rotación de las caderas ante el cambio progresivo de su abdomen.

    Hay mujeres que necesitan hacer consientes todos estos parámetros en consulta con la ayuda de instrumentos o biofeedbacks. No te preocupes si no entiendes todo lo que digo, para eso están las consultas! Algo que siempre explico y que a todas las mamás les queda claro es que “¡hay que llevar el bebé alto!”

    A partir de la semana 35 de embarazo ¡empieza lo bueno! Pues está ya casi en la recta final y aquí es cuando la Fisioterapia Especializada en Obstetricia puede hacer muchísimo bien. 

    María acude una vez por semana a consulta para hacer el siguiente trabajo:

    • Masaje perineal: Aún su eficacia es discutida en los últimos estudios con respecto a la disminución de desgarros y/o 5episiotomías, sin embargo en consulta lo empleo muchísimo como preparación inicial de los tejidos, para un posterior trabajo osteopático de la pelvis en su conjunto, pues considero, que la movilidad articular en el parto es imprescindible para una buena progresión del mismo.

    María me pidió que le enseñan a ella y a su pareja Fernando (¡súper apañao!) algunos pases para trabajar en casa la musculatura superficial (bulboesponjosos y núcleo central del periné), complementando así el trabajo en el coxis, iliacos, pubis y musculatura profunda (elevadores y obturadores) que hacíamos nosotras en consulta.

    • Trabajo con el EPI-NO: ¡Esta parte es mi favorita!. Consiste en una pequeña sonda que hinchamos dentro de la vagina (respetando al útero y al bebé, por supuesto) para imitar su cabecita en la última fase del expulsivo.

    6¡Ojo! Los creadores del Epi-no lo anuncian como un método para “elastificar y estirar” el periné, para evitar la episiotomía. Proponen que cada sesión, cuando se acerca la FPP (fecha probable de parto), se extraiga el balón con un volumen cada vez mayor sin causar molestias. Sin embargo, desde mi punto de vista, no creo necesario en absoluto que haya que ir a paritorio “con el periné estirado”, sino mas bien, con una pelvis equilibrada en cuestiones de tono y fuerza (contractibilidad y distensibilidad).

    Es por ello que en mi consulta no le doy importancia el volumen del balón, que será diferente según la mujer, y evitamos así la ansiedad que les provoca el tema “dimensiones”.

    Yo propongo usarlo sobretodo para ensayar los pujos, movimientos y respiraciones, de manera que dicha sonda no es extraída por el terapeuta, sino que es la mujer la que expulsa el Epi-No, y tiene la oportunidad de comprobar desde la experiencia de qué manera le resulta más cómodo y eficiente por si decidiera ponerse epidural, tendrá una idea muy aproximada de lo que ocurre en el interior de su pelvis aún sin sentir su musculatura en ese momento.

    Representa entonces, una excelente preparación física además de un empoderamiento emocional, donde María comprueba por sí misma que es perfectamente capaz de hacerlo de manera intuitiva sin que nadie tenga que explicarle nada. Digo esto, porque muchos años he usado el Epi-No dándole previamente a los padres una clase teórica sobre los tipos de pujos que existían, pero mas lejos de mi intención solo conseguía generar una sensación en ellos de complejidad y miedo, pues aunque posteriormente los ensayábamos, no quedaban completamente seguros de que se acordarían de todo en un momento tan importante (y a veces por desgracia estresante) como es el expulsivo.

    Actualmente lo planteo justo al contrario: coloco el balón y le propongo a la mujer que se imagine en situación de parto y que lo expulse, y aunque todas expresan al principio un “¡no sé como!”, después terminan comprobando que es algo de lo mas natural. Cuando llegue el día, podrá decidir con confianza y sin ningún tipo de condicionamiento si desea analgesia o no, así como la postura y tipo de respiración que quiera realizar en cada momento.

    • Movilizaciones y manipulaciones globales: Esta parte es de vital importancia, ¡incluso más que el masaje perineal! Aprovechamos la gran cantidad de relaxina que hay en el cuerpo de María para movilizar la parrilla costal, pelvis, sacro y caderas, y de esta manera conseguir la mayor libertad articular posible.

    Trabajo asimétrico de caderas

    Estiramiento de rotadores pelvitrocantéreos.

    Estas movilizaciones y muchos más estiramientos también se las enseño a Fernando, su pareja, por si en casa o en plena fase de dilatación en el hospital desean hacerlas.

    En estas fotos María está fuera de cuentas, después supe que las hicimos ¡dos días antes de su parto! De modo que ha conseguido llevar perfectamente alineada su abdomen y su pelvis hasta el final, pudiendo disfrutar plenamente de un embarazo sin molestias.

    ¡María está de parto!, acude a su hospital y se pone en manos del equipo de médicos y matronas que la atienden. Según se desarrolla la etapa de dilatación, pone en práctica todo lo aprendido, y de igual modo, en el expulsivo es capaz de realizar los distintos tipos de pujos que ensayamos en consulta, acorde con lo que ella necesitaba y el equipo le iba aconsejando.

    Como cada mujer y cada parto es un mundo, en esta etapa tan sólo expresaré a nivel general tres premisas básicas:

    • ¡No dejar de respirar! ni de moverte.
    • Sentir tu cuerpo y sus necesidades.
    • Confiar en el equipo que te acompaña.

    María tuvo un precioso parto por vía vaginal y con epidural. Me comenta su marido por teléfono que le han dado un pequeño punto superficial en su periné, y le indico que siga adelante con el plan que hablamos en consulta, que es el siguiente:

    • Nada más salir del paritorio, colocarse la faja pélvica (mas info aquí)
    • Realizar los ejercicios Hipopresivos específicos aprendidos en consulta para favorecer la involución uterina y la subida de la leche. Y tal y como le explicamos en consulta, dejar de hacerlos en cuanto le suba, (ya tendrá tiempo de retomarlos, queremos ser respetuosos con la lactancia y su producción de prolactina!)
    • Y contracciones suaves de bombeo de suelo pélvico para incentivar la cicatrización.
    María horas después de su parto

    María horas después de su parto

    4ª Etapa: POSPARTO EN CASA

    María y su marido llegan a casa con su precioso bebé y los tres inician la maravillosa, pero difícil etapa de adaptación mutua.

    Es por ello que mi único consejo en este momento para ella desde el punto de vista fisioterapéutico es que respete su cuarentena:

      • Nada de esfuerzos, ni posturas que puedan distender su periné (cuclillas, piernas cruzadas, etc)
      • Ojito con los estreñimientos! Le queda totalmente prohibido empujar para defecar.
      • La faja pélvica se le aconseja que no se la quite para nada al menos los 3-4 primeros días (incluso de noche), y después que la use cuando prevea que va a estar tiempo de pie.
      • Ejercicios circulatorios y respiratorios, contracciones de transverso profundo del abdomen y trabajo suave de suelo pélvico.

    Primeros dias con Fernandito en casa

    5ª Etapa REHABILITACIÓN

    Se acaba la cuarentena!! Y aunque María tiene un aspecto formidable, aún le queda mucho por hacer para recuperarse.
    En esta etapa es cuando suelo ponerme “seria” con todas las mamás, puesto que aunque soy consciente de que acaba de llegar a su vida un precioso ser que requiere 24 horas de atención al día y que acapara la máxima prioridad, es muy importante que entiendan que una recuperación saludable es imprescindible para evitar molestias futuras y afrontar un segundo embarazo con la misma naturalidad que el primero.

    María acude a revisión:

    • Valoramos su diafragma y su pared abdominal, para cerciorarnos de que no hay diastasis.
    • Valoramos su periné, cómo ha quedado la musculatura y sobretodo la cicatriz. También miraremos el estado del coxis y el pubis. Es muy importante que no quede ninguna adherencia ni bloqueo articular, que podría molestarle posteriormente en las relaciones sexuales y para que la funcionalidad de la musculatura sea la correcta, ya que esto último por desgracia no suele dar síntomas a corto plazo.
    • Comprobaremos si existen prolapsos (caídas viscerales) para tratarlas de inmediato.
    • Y realizaremos un trabajo intensivo de desactivación de Puntos Gatillo Miofasciales del abdomen y del suelo pélvico. Aquí quizás perdamos un poco las amistades 😛 porque la verdad es que no es del todo agradable, pero es muy importante rehabilitar la zona que ha estado sufriendo durante nueve meses, y María aguanta como una campeona.

    Puntos del Recto Anterior del Abdomen

    Puntos del Diafragma

    Con toda esta información se plantea un protocolo de ejercicios que efectuará en su casa.

      • Y por ultimo, ¡¡María reinicia en su casa la Gimnasia Abdominal Hipopresiva!! Se suele empezar al tercer o cuarto mes posparto, pero esto dependerá de muchos factores que valoraremos en la consulta de la cuarentena.

      16


      ¡Querida Compi! No me queda más que darte mi más sincera enhorabuena por tu trabajo que sin duda se ha visto reflejado en la maravillosa experiencia que ha significado para tí esta aventura de concebir un hijo.
      Estoy muy feliz y agradecida de haber podido aportar mi granito de arena en tu proceso, y doblemente gracias por dejarme mostrar a quien pueda interesarle lo que significa cuidarse de verdad.

      ¡Felicidades y a disfrutar de vuestro precioso Fernandito!

      1 reply
      1. Irene
        Irene says:

        ¡¡Me ha encantado como lo explicas todo!!! Es muy interesante saber las etapas que trabajas, los diferentes ejercicios y más aún ir viendolo en fotos y siguiendo un caso real. Muchas gracias por compartirlo.

        Responder

      Leave a Reply

      Want to join the discussion?
      Feel free to contribute!

      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *