Consulta a tu Fisio ;)

¿TIENES DUDAS?

 

En este apartado te damos la oportunidad de preguntarnos las dudas que tengas relacionadas con tu suelo pélvico, la gimnasia hipopresiva y otros servicios que ofrecemos.

Por favor, antes de realizar tu consulta revisa las respuestas anteriores y los apartados de preguntas frecuentes del servicio que te interese para ver si ya está respondida.

Recuerda que esto no es una valoración ni una sesión médica sólo una forma de ayudarte a resolver tus dudas. En ningún caso sustituirá al diagnóstico de tu especialista.

¡Gracias!

_A9A0696_FISINERGIA

31 replies
  1. María
    María says:

    Querida Elena: estuve ayer empapándome de tu blog, he quedado impresionada por tus conocimientos y admirada por tu voluntad de ayudar, y por eso querría pedirte una segunda opinión si no es abusar ya que estoy un poco desesperada. Vivo en Madrid, si no, iría a tu consulta de cabeza.

    Hace 6 años nació mi hijo, muy grande, parto instrumentado, desgarro, cistocele e histerocele. No me daba síntomas pero hace dos años empecé con muchísimas molestias, hice rehabilitación en un centro de fisioterapia pelviperineal muy conocido en Madrid durante 1 año, pero no mejoré nada, al contrario, me encontraba peor, eso sí, tenía los abdominales como piedras porque el método se basaba en propiocepción con tronco y ejercicios de core con fitball. El método era bueno pero a mí no me fue bien para lo que me pasaba.

    De un ginecólogo a otro, di al final con un ginecólogo especializado en suelo pélvico que me sugirió la operación así que me operé hace 4 meses: me tuvieron que quitar el útero (46 años, ya no quiero niños, me da un poco igual la verdad) y me pusieron una malla reabsorbible de 6 brazos para la vejiga. Todo ha ido más o menos bien, con las típicas molestias, pero con el terror de que la malla se salga, se desprenda o yo qué sé…tanto es el miedo a que vaya mal y la angustia constante que estoy en tratamiento para depresión… lo bueno es que no tengo incontinencia… y bueno, el doctor me derivó a rehabilitación de SP.

    Llevo 3 sesiones, de momento la fisio me masajea las cicatrices que tenían mucha rigidez, el SP estaba contracturado, me pone Indiba en la tripa… y aparte de eso me ha visto un rectocele. Yo tenía alguna molestia como de inflamación pero pensaba que era de una almorrana que me salió en el parto. La noticia del rectocele es lo que me trae por la calle de la amargura, no me lo esperaba. ¿Cómo no lo vio el ginecólogo al operar? Quizás en la operación no estaba ahí o estaba pero muy leve, lo que está claro es que en 4 meses el bultito de mi periné (no sale por la vagina) me lo noto cada día más.

    Y bueno, respecto al tratamiento quería preguntarte varias cosas si no es molestia de lo que estamos haciendo:

    – Masaje de las cicatrices, Indiba en tripa y ayer me hizo indiba interno con un electrodo en la vagina. Mi pregunta es: ¿el calor del indiba no puede de alguna manera «derretir» o perjudicar la malla? Ella dice que no, y confío en ella, pero el tema me quita el sueño. No tengo cita con mi gine hasta dentro de 1 mes.

    – Tratamiento para rectocele: Le pregunté a ella ayer y me dijo que solamente los hipopresivos, pero si hay más cosas que yo pueda hacer, o que conozcas, puedo comentárselo a ella. Yo lo que sí noto es que tengo el SP muy muy débil por el reposo de dos meses que tuve y eso yo creo que perjudica al rectocele, pero claro como tengo las contracturas y las adherencias me está tratando eso y más adelante creo que pasaremos a fortalecer.

    – Quiero que me valoren el rectocele y en caso de que sea grave (no sale por la vagina, ¿eso significa que no es grave? el bulto está más bien en el periné, al lado del ano) pues informarme de la operación no para ahora pero sí para recopilar datos y decidir si empeora. ¿Debería ir a mi ginecólogo o a un proctólogo?

    – Tema baño: desde la operación tengo que tomar carbonato de magnesio para ir floja, lo que hago es sentarme, subir las piernas en una banqueta (vi tu post sobre esto) y soplo. Pero muchas veces no me funciona (sobre todo en el trabajo) y tengo que hacer un primer empujón para que salga. Me preocupa mucho que esto me perjudique pero ya te digo que hay veces que es o empujar un poco o dejarlo dentro o quedarme a medias y no sé qué será peor. Mi fisio me dice que ni se me ocurra empujar, pero claro es muy fácil decirlo si no tienes este problema. Las operadas de esto americanas suelen tomar Miralax que dicen que va mejor que el Magnesio.

    – Una última pregunta sobre complementos: estoy tomando Vagifirm, no sé si lo conoces, en EEUU lo toman muchas mujeres, son fitoestrógenos que se supone que ayudan también a fortalecer las paredes vaginales, llevo solo una semana tomando. También he leído aquí https://angiesdiary.com/beauty-health/rectocele-yet-another-reason-to-do-your-kegels/ sobre un complemento de medicina china que se llama «Bu Zhong Yi Qi Tang» . No sé qué hay de cierto en estas cosas… y si desde la alimentación o con complementos efectivamente podemos ayudar al problema.

    Por otro lado, y aunque quiero darle una oportunidad a mi fisio, me gustaría tener una alternativa por si con los meses no me noto mejor, si tienes referencias de algún fisio en Madrid te lo agradecería mucho. Igualmente si tienes referencias de algún proctólogo, lo mismo.

    Un abrazo Elena, y gracias por tu labor!

    Responder
    • Elena Pozo
      Elena Pozo says:

      Estimada María, intentaré contestarte por partes para no dejarme atrás ninguna de tus preguntas.
      Sin embargo, antes de empezar me gustaría expresarte algo que sin duda para mí es LA BASE de una buena Rehabilitacion. Y no es otra cosa que la CONFIANZA en tu terapeuta y sobretodo EN TÍ MISMA.
      Te digo esto, porque es una de las primeras cosas que hablo con mis pacientes. Soy consciente del durísimo momento por el que estás pasando, y que sólo quien está viviendo unas escuelas como las tuyas, puede entender. Es por ello que mi primer consejo antes de empezar a responderte no es otro que invitarte a que hables tranquilamente con la terapeuta que has elegido para que lleve tu proceso, y que seas capaz de expresarle igual de bien que has hecho aquí conmigo, los miedos y dudas que se te pasan por la cabeza. (Sé que lo habrás hecho, pues me dices que ella te da explicaciones, pero merece la pena que dediquéis el tiempo que sea necesario.) De lo contrario, creo que ningún terapeuta del mundo podría ayudarte, pues estarás pasando de mano en mano sintiéndote en todo momento una incomprendida. Dicho esto, tb creo que tienes todo el derecho del mundo de cambiar de terapeuta tantas veces como estimes oportuno hasta que des con alguien que RESUENE contigo, y genere en ti ese marco de confianza que necesitas.
      Vamos allá:
      -la malla, tal y como muy bien has dicho es reabsorbible. Esto significa que el cuerpo la integra como parte suya, generando tejido colageno al rededor y a través de ella, hasta que se vuelven una sola unidad. De hecho, los problemas que suelen dar las mallas son justo los contrarios, suelen crear más tejido del necesario provocando adherencias y dificultando así la buena funcionalidad y elasticidad. Estoy totalmente de acuerdo con la propuesta de mi compañera, lo primero que hay que hacer es masajear y tratar las adherencias, pues si no, los ejercicios que hagas después no van a ser del todo efectivos.

      -aparatologia como la INDIBA o Capenergy (digo tb la otra marca que hay en el mercado porque no quiero crear desigualdades propagandisticas), son hoy en día uno de los mejores métodos que existen para los tratamientos del tejido colageno y sus adherencias. De modo que si estás en un centro que tenga esta carísima tecnología a tu disposición, siéntete afortunada.

      – Un rectocele y cualquier Prolapso en general se produce como resultado de una mala GESTIÓN de los esfuerzos dentro de tu cuerpo, es decir, alguna de las paredes de esa «caja pelviperineal» de la que suelo hablar siempre (diafragma, abdominales, lumbares y suelo pélvico) no responde como debería y las visceras que están en el centro de esa caja, sufren las consecuencias.
      Los hipopresivos (bien hechos) van muy pero que muy bien, pues reequilibran esa caja trabajando tu postura y regulando el tono muscular (si hay debilidad, fortalece, y si hay contractura, relaja)
      Y en estos términos te hago también otra importante aclaración, porque veo que hablas de «suelo pélvico flojo» por un lado y «contracturas» por otro: La musculatura del suelo pélvico está formada en su gran mayoría por fibras de contracción refleja involuntaria, es decir, que reaccionan a los cambios de postura y presión que hagamos. En circunstancias normales no se deberían debilitar porque «dejemos de hacer ejercicios de suelo pélvico», ¡sino porque los reflejos fallan! y al no estar protegidas las visceras, los ligamentos y demás tejidos blandos se van dañando (poniéndose laxos). El cuerpo, que es muy inteligente, en algunos casos no tiene otra opción mejor que contracturarse para proteger lo que pueda (aúnque sea por exceso). De modo que en muchísimos pacientes encontramos una contractura inicial, que después de tratarla, se descubre que había una debilidad de base que la ha provocado. Habrá que tratar las dos cosas…
      Es muy importante que no hagas tus ejercicios con la angustia de pensar que tienes que fortalecerlos fuertemente o que tienes que «ir cerrada» todo el rato «porque algo se te vaya a caer», pues no le estás haciendo ningún favor, tan solo agotándolas más. En este sentido CONFÍA en las pautas de tu fisio, que te ira indicando el ritmo y la progresión de tus ejercicios.

      -los rectoceles pueden ser de grado I: asintomáticos, grado II:se nota un bulto o algo de peso en la vagina, o grado III: salen fuera de la vagina y es inevitable la operación porque los tejidos blandos ya han cedido. Si no te lo han visto o no estaba antes de tu operación realmente no es lo que te tiene que preocupar, sino en encontrar y tratar lo que hace que produzca, pues el grado que dices que tienes es totalmente rehabilitable. Estoy segura de que tu fisio te habrá hablado de ello. Los Especilistas que valoran esto pueden ser los físios, ginecólogos y los coloproctologos, pero en los tres casos, deben tener la especialidad de suelo pélvico, (yo por ejemplo en sevilla tengo la suerte de trabajar con compañeros gines que forman parte de la seccion andaluza de SP) y en el caso de tener que operar a alguien, o pedir otra opinión, los derivo a ellos, del mismo modo que ellos me envían pacientes para evitar intervenciones y hacer un tratamiento preoperatorio. Tu fisio sabrá de los que hay por Madrid, pregúntale.

      -de empujar nada de nada… Por favor. Lo q si podrías es apoyar un dedo en la piel que hay entre la vagina y el ano, y apretar hacia dentro para facilitar la expulsión. Sé q es difícil, pero hay muchas veces que les digo a mis pacientes que prefiero q introduzcan un dedo, rompan la caca y la saquen como última opción antes de empujar y contrarrestar todo los buenos ejercicios que hayas hecho antes. Otra cosa importantísima es acudir a WC justo cuando notes la llegada de las heces, pues esas es el momento en el que todos los movimientos del colon ayudan al avance de las heces. Existen masajes y ejercicios respiratorios para activar dichos movimientos, pregúntale a tu fisio y q te los enseñe a hacer en casa.

      -sobre complementos: ahí no puedo ayudarte porque no tengo ni idea. Nosotros solemos derivar a un médico experto en nutrición, que después de una extensísima valoración de tu caso concreto, te propone complementos, probioticos…etc.

      Con respecto a buscar otros físios, en la zona «encuentra tu especialista», tan solo llevamos dos dias con la página abierta y ya se han apuntado 60 personas! (Estoy súper feliz!), de modo que seguro que hay más de uno de Madrid. Sin embargo, vuelvo al inicio de mi escrito… confianza!!

      Mucho ánimo y a trabajar duro. Que ahora lo ves muy negro, pero salir de esto, se sale!!
      Vuelve a escribirme si alguna de mis explicaciones no te han quedado clara o si tienes más dudas.
      Un abrazo.

      Responder
      • Maria
        Maria says:

        Elena, muchísimas gracias por tu detallada respuesta, la verdad es que me dejas mucho más tranquila, y gracias por ponerte en nuestro lugar, no es que desconfiemos de nuestros especialistas, es que nos preocupa tanto el problema que buscamos confirmación de que lo que estamos haciendo es lo correcto, estoy segura de que muchas mujeres están como yo.

        Respecto a que se sale de esto, yo me veo con el problema de por vida, quizás ese sea mi problema, estoy muy negativa con el tema, he tenido que empezar con tratamiento psicológico de la angustia y tristeza constante que tengo, pero tus palabras me animan a seguir.

        Entonces seguiré con la terapia, en casa hago 15 hipopresivos al día, y luego en consulta masajes e indiba externo e interno… y en cuanto al tema baño ya probé con la maniobra de apretar en el periné pero no me funciona, no sé, ya te digo que he probado la banqueta, las respiraciones etc. Lo de meter el dedo también lo he probado, pero mis heces son muy muy blandas por el carbonato de magnesio que tomo y no logró sacar nada, solo guarrear . Quizás la solución sea ponerme un enema o conseguirme una perita y ponerme un mini enema con aceite de oliva… De todas formas volveré a hablar con mi fisio del tema por si se le ocurre algo más. Tampoco quiero perjudicar mi intestino.

        Tengo ubicados ya dos proctólogos especializados en suelo pélvico en Madrid, creo que iré a que me vea uno de los dos, entiendo que ellos me podrán también indicar sobre el tema de la caca, pues según me lo pintas que no se puede hacer ni el primer esfuerzo inicial ellos algo me tendrán que recomendar…

        Por cierto, mi fisio está en tu lista, enhorabuena, esa base de datos ha sido una idea genial.

        Un abrazo y de nuevo gracias

        Responder
  2. Susana
    Susana says:

    Hola Elena,
    Tuve a mi segundo hijo el 1 de enero, y en la revisión ginecológica después de la cuarentena, me diagnosticaron rectocele, no me dijeron en qué grado. Fuí a una fisio, y me dijo que tenía grado 2, y que podía empezar con los hipopresivos en casa, si sabía hacerlos. Pir si las moscas, y pirque me quedé muy deprimida, busqué una segunda opinión de otra fisio, que corroboró el diagnóstico, pero que me dijo que empezar los hipopresivos tan pronto(6 semanas del parto). Podía ser contraproducente). Han pasado 10 semanas y todavía no he hecho nada. ¿podría empezar ya?

    Además tengo una diástasis de casi 2 cm, que me provoca tener bastante barriga cuando yo era completamente plana. 

    La verdad que todo ésto me está provocando bastante tristeza. Qué crees que se podría hacer?

    ¿sabes algo sobre el rejuvenecimiento vaginal con láser? Acabaría con el rectocele? Muchas gracias Elena!

    Responder
    • Elena Pozo
      Elena Pozo says:

      Los hipopresivos bien hechos, al igual que muchos deportes de alto impacto, desencadenan entre otras muchas cosas cambios en la producción de prolactina. Nosotros, por respeto a la lactancia solemos recomendar que se empiecen después del 3er o 4 mes posparto. Antes, hacemos tratamientos manuales del suelo pélvico, pared abdominal y diafragma.
      Si no das el pecho, o si tú lactancia está bien instaurada no habría problemas en iniciarlos un poco antes.
      Aconsejamos el aprendizaje y tutorízacion con un fisio especializado, para que puedas ir aumentando la dificultad progresivamente.

      Las DIASTASIS combinadas con gases, generan una barriga muy voluminosa y estás a su vez, problemas en la defecacion que agravan el Prolapso. Hay que trabajar ambas cosas a la vez.

      Pregunta a un cirujano sobre los pros y contras del láser, pero sea cual sea tu decisión, te recomiendo que la fisioterapia sea siempre tu primera opción.

      Un saludo y mucho ánimo.

      Responder
      • Susana
        Susana says:

        Elena, la lactancia es exclusiva. Si altero la prolactina, puedo interferir en la producción de leche, o no tiene porqué?

        Ayer hizo 11 semanas del parto, esperaré un poco.

        En cuánto tiempo puedo notar en la barriga los hipopresivos? Es verdad que para el rectocele como muchísima verdura, así que hay gases, y la barriga hay días que es tremenda. Puedo tomar algo para eliminarlos?

        Responder
        • Elena Pozo
          Elena Pozo says:

          A tus preguntas sobre la prolactina y los gases te contestará mas adecuadamente el nutricionista que lleve tu caso concreto. Desde la fisioterapia solo te podemos decir que solemos esperar a la instauración completa de la lactancia precisamente para evitar para que disminuya.
          Para nosotros es muy importante trabajar en comunicación constante con el médico, nutriciónista y psicólogo.
          Si quieres, puedes consultar a Eva, una nutricionista estupenda que trabaja on-line con sus pacientes. Encontrarás sus datos en nuestra sección colaboradores http://fisinergia.com/acerca-de/

          Responder
        • Jaime Lluch
          Jaime Lluch says:

          Muy buenas Susana, los cambios físicos que se producen con la práctica de los hipopresivos se van notando dependiendo de muchísimos factores: La constancia en la ejecución de estos, tu grado de diástasis actual (cogiendo como ejemplo solo los cambios en el abdomen), tu condición genética y fisiológica además de otros parámetros. Los cambios los puedes ir notando a partir del 2º mes de práctica. Aún así recomiendo un mínimo de entre 3 y 6 meses de hipopresivos para conseguir avistar una mejoría. Quiero, no obstante, subrayar que el elemento mas determinante es la constancia.

          Espero haberte ayudado,

          Un saludo!!

          Responder
  3. María
    María says:

    Hola Elena, hice una consulta hace unas semanas y como me sirvió de mucho y quedaste dispuesta a resolver cualquier otra cuestión que pudiera tener, aquí estoy dándote las gracias por anticipado por tu generosidad, te tengo como una profesional de referencia en el campo y tus consejos son bienvenidos.

    Bueno pues quería preguntar sobre el rectocele y sobre el músculo elevador del ano, además por si mi historia puede ayudar a alguien más.

    Tras ir al proctólogo todo está normal salvo que tengo un pequeño rectocele que me sigue dando molestias constantes de defecación incompleta y sensación de cuerpo extraño dentro del recto o de tener heces dentro. El proctólogo me dijo que no puede ser que algo tan leve pueda darme esas molestias, pero tras hacer las pruebas él no ve nada más. Entonces he ido a un fisio que hay en mi provincia muy especializado en uroproctología, me ha hecho un examen a conciencia y lo que él ha visto es que tengo el músculo elevador del ano roto en uno de los lados (esto no me lo había visto nadie hasta ahora), posiblemente del parto con fórceps y respecto al rectocele, no lo ve claro. En la maquinaria que él usó el tabique vaginal se veía con la curvatura normal. Pero si yo me hago el tacto, sí noto la bolsita en el periné, lo que pasa es que no llega a la vagina pero cuando se llena de heces sí se agranda más.

    Bueno, decirte que este fisio me ha ofrecido tratamiento pero no sé qué hacer…me he quedado bastante deprimida y fría con la noticia del músculo roto…Bueno lo que yo te quería preguntar en concreto es: ¿qué querías decir cuando comentaste en este blog a mi primera consulta que el rectocele leve es rehabilitable? ¿que se soluciona el mismo o que se alivian las molestias? ¿qué tratamiento planteas tú cuando hay una parte desgarrada del elevador? ¿fortalecer el resto de músculos para que ayuden a aquel? ¿es grave? Quiero decir, si esto significa que en unos años se me va a caer el ano o cosas así…

    Cualquier consejo tuyo será bienvenido.

    Responder
  4. Alim
    Alim says:

    Buenos dias!
    Me pregunta es muy sencilla jejeje. Acabo de quedarme embarazada y me gustaria saber a partir de cuándo puedo empezar con pilates para embarazadas?
    Muchas gracias por adelantado.

    Responder
    • Elena Pozo
      Elena Pozo says:

      No es tan sencilla tu pregunta estimada Alim, pues dependerá de muchos factores que se te recomiende empezar el ejercicio a partir del primer trimestre o proponerte esperar al segundo.
      Lo ideal es que acudas a un fisio especializado para que te evalúe, y por supuesto, que hagas pilates siempre tutorizado por especilistas.
      Por norma general si la mujer no ha hecho ejercicio físico antes de quedarse embarazada, esperamos al segundo trimestre, pero si la persona ya es deportista y no tiene ninguna contraindicación médica que se lo impida, puede continuar con su actividad sin problemas.

      Si te apetece, échale un vistazo al caso de María.
      http://fisinergia.com/el-caso-de-maria-una-preparacion-al-parto-de-principio-a-fin/

      Un saludo y feliz embarazo!

      Responder
  5. Mayte
    Mayte says:

    Buenas tardes, quería saber si con fisioterapia se puede revertir (curar) un prolapso vaginal de grado 1; si haciendo ejercicios se cura o no (kegel, hipopresivos…) o si solo se mejora.

    Responder
    • Elena Pozo
      Elena Pozo says:

      Los prolapsos se clasifican del grado 1 al 4, siendo normalmente los grados 1 y 2 totalmente recuperables con Fisioterapia. Por supuesto dependerá de tu caso en concreto, de la implicación que tengas en los ejercicios, y la correcta ejecución y prescripción de tu tratamiento, o de la terapia manual que necesites, lo que determinarán los tiempos que tardes en ver resultados satisfactorios.
      Cuéntanos que tal te va! Mucho ánimo!

      Responder
  6. Raquel
    Raquel says:

    Buenas tardes Elena. Una pregunta sencilla, una vez embarazada, cuándo es conveniente empezar con los ejercicios de suelo pelvico? Un saludo

    Responder
  7. Anónima
    Anónima says:

    Hola, buenas tardes.
    Me pongo en contacto con vosotros porque estoy embarazada, concretamente de 10 semanas. Una amiga me habló de vosotros y ya he estado informándome en vuestra web. Pienso contactar de nuevo con vosotros en la semana 30 para la sesión de valoración, y los posteriores masajes perineales y ejercicios, pero ahora quería haceros una pregunta relacionada con el pilates.
    Comencé poco antes de saber qué me había quedado embarazada, y desde que lo comuniqué a mi profesora, evitó en todo momento ejercicios que pudieran resultarme perjudiciales. La pregunta que me hago es si debo acudir a partir del segundo trimestre, es decir, en dos semanas más, a clases específicas de pilates para embarazadas. He visto que lo incluis como parte de los servicios ofrecidos por vuestros colaboradores, y quería preguntaros si podrías recomendarme algunas clases en concreto. Vivo aquí en Mairena y he visto que Donne Maternidad, por ejemplo, las ofrece. ¿La consideráis apropiada o podríais recomendarme algún otro centro que imparta pilates para embarazadas?
    Muchísimas gracias

    Responder
    • Elena Pozo
      Elena Pozo says:

      Felicidades por tu embarazo!!

      El ejercicio físico adaptado y guiado por terapeutas bien formados en obstetricia, está totalmente indicado para las embarazadas siempre que no haya ningún inconveniente por parte de tu médico o matrona.
      Nosotros en Mairena siempre derivamos a unas compañeras extraordinarias por su calidad de trato y su experiencia: un centro llamado Promove que se encuentra en la avenida de los descubrimientos pues ellas nos escriben constantemente (y nosotras también) informando de los progresos o dificultades que pueda tener la persona, y hacer un trabajo en equipo de verdad!

      te dejo su web: http://promovefisioterapia.com/

      Responder
  8. Lidia
    Lidia says:

    Hola, Elena! Por favor, te ruego que me contestes a mis dudas porque para mí es muy importante tu opinión. Verás, tengo 31 años, soy sevillana, aún no soy mamá y llevo un año con trigonitis. Al principio, mis síntomas eran un dolor en la pared anterior de la vagina (se incrementaba después de mantener relaciones) y un escozor que aumentaba después de orinar, sin frecuencia urinaria. Pues no tenía yo ya bastante con estos horribles síntomas que, en septiembre, un ginecólogo me recomendó hacerme una radiofrecuencia intravaginal con una máquina muy parecida a Indiba (una que se llamaba con unas siglas, AB… no recuerdo bien). Solo recuerdo que me puso un parche en el culete y que me metió en la vagina un manipulo de metal y noté mucho calor. Así durante unos 20 min. En tan solo 24 horas, empecé a notar como espasmos en el bajo vientre y como una pesadez (síntomas que jamás antes tuve) y me asusté tanto que me dio hasta un ataque de pánico! Total, fui corriendo al ginecólogo que me lo hizo, me exploró la vagina por dentro y todo estaba perfecto, no entendía qué me estaba pasando! Fui a pedir una segunda opinión a otra ginecóloga y me dijo lo mismo. Imagínate mi angustia, Elena! Total, buscando por Internet, a ver si alguien podía darme una respuesta, di con una fisio muy conocia en Madrid que trata la trigonitis muy a menudo y la llamé. Se llama Laura Moraleda y es dueña de fisiopelvis. Ella muy amablemente me explicó que las pacientes que sufrimos trigonitis solemos tener hipertonia del suelo pélvico e incluso síndrome miofascial y eso puede provocar la inflamación del trigono, es decir, el origen de todo. Y que seguramente la radiofrecuencia intravaginal a mi me haya sentado mal por lo que sea y me haya contracturado aún más, de ahí mi dolor en el bajo vientre y pesadez, sobre todo en el soas izquierdo, hasta el punto de no poder ni sentarme porque me duele mucho el vientre y ni de poder hacer deporte, solo camino lo que puedo. Sigo sin frecuencia urinaria pero si con dolor después de mantener relaciones. En fin, esta fisio de Madrid me dijo que, en mi caso, me recomendaba que buscara a una buena fisio de suelo pélvico por mi zona que sea experta y tenga experiencia en tratar la trigonitis porque el tratamiento normalmente consiste en relajar todo, más y más relajación, de las estructuras tanto externas como internas. Y que no practicara deportes de impacto como correr ni abdominales ni ejercicios de kegel. Yo me quedé más tranquila y me dispuse a buscar a una fisio por mi zona pero, para mi sorpresa, sus recomendaciones fueron las contrarias a las de la fisio de Madrid! La fisio de mi zona nunca antes ha tratado a nadie con trigonitis, me tocó el vientre, me dijo que tenía la fascia un poco dañada y el soas izq, pero que ya está, que no sabía decirme si tenia hipertonia y que no me veia nada grave. No me exploró por dentro de la vagina ni puso interés en ver si tenía puntos gatillos externos que explicaran mi dolor en el soas, ingles y lumbares a veces… Yo le dije que cómo podía yo tener tanto dolor en el bajo vientre y supuestamente mi suelo pélvico estaba tan bien, según ella. A mi ya no me estaba gustando su exploración y ya dudé de ella cuando me mandó ejercicios de kegel para casa y que podía practicar el deporte que quisiera y que los abdominales no eran ningún problema si me apetecía hacerlos. Yo ya estoy loca, sinceramente, y pasandolo realmente mal, sin poder sentarme… todo lo que sea comprimir el bajo vientre, me hace ver las estrellas! Esto me esta aislando hasta socialmente, es un auténtico calvario, y me siento sola y triste! Por eso te estoy escribiendo esto, para que me des tu opinión, por favor. Muchísimas gracias de antemano y felices fiestas!

    Responder
    • Elena Pozo
      Elena Pozo says:

      Querida Lidia,
      Siento muchísimo lo que me cuentas. Efectivamente, tal y como lo describes, lo que estás pasando es verdaderamente invalidante y hay que solucionarlo como sea.
      Por mi parte, lo que te puedo decir, después de leer atentamente todas tus explicaciones, es que bebes ponerte en manos de un fisioterapeuta experto y que tenga bastante experiencia en terapia manual intracavitaria. En Sevilla ya somos unas cuantas! Te lo digo por si no te viene bien nuestra zona, llámanos o escríbenos un privado diciéndonos dónde vives y te pasamos el contacto de compañeras de confianza.
      Estoy totalmente de acuerdo con mi compañera Laura en sus explicaciones y en que es vital que se te haga una buena exploración, sin generarte ningún dolor ni molestia y en base a eso, proponerte una pauta de tratamiento tanto en consulta como domiciliario.

      Te envío un fuerte abrazo y mucho mucho ánimo. No estás sola!

      Responder
      • Lidia
        Lidia says:

        Hola, Elena! Muchas gracias por responderme y acabo de estar hablando con Pilar para verte. Ya estoy en lista de espera. Solo pido que no sea muy larga y tenga que esperar mucho, por Dios, porque me estoy muriendo! Supongo que mi caso es grave y será todo un reto para ti. Ojalá me ayudes a mejorar mi calidad de vida e incluso a que algún día esto se me quite por completo y quede automática, que la fisio Laura de fisiopelvis de Madrid me dijo que claro que es posible con constancia y esfuerzo y me dio esperanzas. Bueno, quedo a la espera de lo que me diga Pilar. Un fuerte abrazo!

        Responder
  9. Cristina
    Cristina says:

    A mi hija de 5 años se le escapa el Pipi por la noche. En verano consigue retener y en invierno vuelta a los escapes.
    La pediatra dice que puede ser normal hasta los 7 años. Es cierto que tiene sueño superprofundo.
    Ella me dice que muchas veces cuando hace Pipi le siguen saliendo bastantes gotitas un rato después. Al principio muy gordas y luego va a menos. Lo he comprado yo misma y es cierto que incluso 15 min después de hacer pipi le salen.
    He leído que hay eneuresis que pueden ser por una inmadurez del esfínter y que pueden mejorar con fisio
    Podrías informarme si se puede tratar? En que consistiría el tratamiento? Tenéis personal especializado en vuestro centro?

    Gracias

    Responder
    • Elena Pozo
      Elena Pozo says:

      Cristina,
      efectivamente, tal y como te dice tu pediatra, los escapes nocturnos en esa edad no son para nada preocupantes.
      Pero lo que comentas sobre los escapes post-miccionales sí que habría que valorarlo. Existen tratamientos de fisioterapia como el biofedback que no es mas que ponerle unos electrodos y que ella vea cómo su musculatura se contrae y relaja, pero mi consejo es que busques a compañeros especializados en otras áreas a las que acudir antes que a nosotras, pues quizás se trate de esperar o simplemente revisar conductas, y evitar tratamietos invasivos (los electrodos son pegatinas que se ponenen entre la vagina y el ano).
      Si eres de Sevilla o alrededores, escríbenos un email y te damos contacto de Osteópata Espacializada en Pediatría, Psicologa perinatal (para valorar vuestros hábitos familiares y grado de madurez). Si no eres de Sevilla, investiga por su zona, que seguro que hay profesionales que tratarán con respecto estas etapas de tu pequeña.

      Responder
  10. Anónimo
    Anónimo says:

    Hola. He visto que respondeis muchas dudas de gente, y es que estoy desesperada y muy preocupada. Tengo 33 años, y me han diagnosticado trigonitis, he encontrado un fisio en mi ciudad que lo tratan, de momento llevo 3 sesiones despues de la cistoscopia, y no noto todavía los efectos, me tratan con tecarterapia, laser, terapia manual e hipopresivos. Me han dicho que es lento pero que me curare, pero no me pueden decir el tiempo aproximado y he leído barbaridades por internet de gente que lleva así años y estoy aterrada, por eso estoy buscando información, para ver si encuentro algo de luz. Soy muy joven y me da muchísimo miedo quedarme así, o sufrir durante años, te condiciona toda la vida y así no se puede vivir. Teneis experiencia en esto? Espero podáis ayudarme. Gracias

    Responder
    • Elena Pozo
      Elena Pozo says:

      Siento muchísimo por lo que estás pasando.
      La verdad es que sí, por desgracia tratamos a muchas personas que refieren los sintomas que nos dices, y sí, con mucho trabajo y buen hacer terminan recuperando su calidad de vida.
      A priori te diría que tengas paciencia y que sigas al pie de la letra todas las pautas que te dé tu fisioterapeuta. Lo que me cuentas que estás haciendo me parece fantástico!! es un tratamiento muy completo. Nosotras además, tal y como has expresado muy bien, tenemos en cuenta que estas enfermedades son terriblemente duras y que necesitan apoyo emocional, por lo que casi todas nuestras consultas van a la par con sesiones de psicologia especializada en traumas perineales. Busca por tu zona!
      Mucho mucho ánimo y cuéntanos que tal te va cuando mejores, seguro que ayudas a mucha gente a cuidarse y no perder la esperanza.

      Responder
      • Anónimo
        Anónimo says:

        Mi miedo es tirarme muchos meses así o años, voy a sesion de fisio por semana. De momento llevo 4 después de la cistoscopia {que fue como empezar de cero} y me dijeron que a partir de la 5 es cuando a lo mejor empezaría a notar mejoría. Entonces, la gente con trigonitis que habéis tratado recupera su calidad de vida igual que antes?yo voy también a un psicólogo, pero la verdad que lo que más me ayuda es saber experiencias de vosotros los profesionales. Gracias

        Responder
  11. Gloria
    Gloria says:

    Hola,
    Recomendais la electroestimulacion cuando el tono es bajo como abordaje complementario?
    Tengo un rectocele II y una hipotonia importante ademas de una apertura vaginal post parto que no ayuda.
    A parte de los hipopresivos y los kegel, que mas puedo hacer si quiero tener otro hijo y no quiero que esto empeore??

    Responder
    • Elena Pozo
      Elena Pozo says:

      Sí, sí que la recomendamos, pero es muy importante saber qué ha ocasionado (o está ocasionando) tu bajo tono. Normalmente la postura es vital para recuperar la tonicidad y para que no vuelva a producirse una vez hayas terminado con las sesiones de electro.
      Otra herramienta que usamos muchísimo es el uso de vibradores. En consulta solemos explicar que llegar a orgasmo estimulando el clítoris y toda la abertura vaginal con un vibrador externamente, es la mejor forma de cerrar el introito y normalizar el tono. Así que consulta con tu fisioterapeuta y cómprate uno si no lo tienes!
      Espero que te vaya muy bien.

      Responder
  12. Lola
    Lola says:

    Hola! Tomo carbonato de magnesio para ayudar a mi tránsito intestinal y me gustaría saber si puedo seguir tomandolo en el caso de embarazo, gracias.

    Responder
    • FiSinergia
      FiSinergia says:

      Hola.
      Pasamos tu consulta a nuestras compañeras matronas y nutricionistas.
      En cuanto nos respondan te la haremos llegar.

      Responder
  13. Anonimo
    Anonimo says:

    Buenos días

    Tengo 40 año y os planteo una duda, ya que no se si ir a un fisioterapeuta del suelo pélvico o a un psicólogo, o a ambos.
    Desde hace 10 años sufro de prostatitis crónica abacteriana, aunque brotes fuertes solo me han dado 2, uno hace 10 años que me duro un año aproximadamente y otro ahora que llevo unos 4 meses. Por medio solo me han dado pequeños episodios que duraban poco tiempo. Mis síntomas son pinchazos fuertes en el ano, molestias en suelo pélvico y pene, Y molestias un poco mayores después de orinar y eyacular, pero no tengo problemas al orinar.
    Ahora mismo me está tratando el urólogo que me trato la última vez, con antibióticos y permixon, y poco a poco parece que los dolores fuertes se van quitando aunque siguen las molestias continuas.

    Mi duda principal es que cada vez que tengo estas molestias empiezo a tener problemas de erección y si se alarga mucho como ahora la erección desaparece. Según el urólogo la prostatitis no afecta a la erección, por lo que lo toma como algo más psicológico y me plantea mandarme algún medicamento como viagra para ello, lo cual no me convence mucho.
    ¿Pensáis que puede tener solución con fisioterapia o como mi urólogo es más psicológico cada vez que tengo las molestias?

    Gracias por todo.
    Saludos.

    Responder
    • Elena Pozo
      Elena Pozo says:

      Saludos,
      tratamos bastantes casos en los que nos refieren sintomatología muy parecida a lo que cometas, y siempre, una valoración fisioterapéutica, unos consejos muy básicos y el tratamiento en consulta, han sido muy importantes para solucionar dichos síntomas o al menos mejorar mucho la calidad de vida. Por ello, mi primera recomendación, por supuesto, es que busques un terapeuta experto en tu ciudad y te realicen la valoración inicial.

      Y antes de desearte mucho ánimo y una pronta resolución de tu problema, comentarte que los síntomas que refieres son más que suficientes para ocasionarte una alteración en los procesos de excitación y mantenimiento de la erección, por lo que tomar medicación para instaurar de forma artificial estos mecanismos no debería ser tu primera opción. Seguramente, cuando desaparezca el problema de base, tu cuerpo que es sabio, volverá a «permitirte» una vida sexual satisfactoria.
      Un tratamiento conjunto entre psicología y fisioterapia siempre estará recomendado, pues inevitablemente por desgracia, padecer una patología como la tuya, afecta irremediablemente a nuestro cuerpo y nuestra psique.

      Responder

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *